Son muchos los que se sorprenden cuando “estudian” toda la gama de Stevens: MTB, carretera, ciclocross… La marca alemana tiene uno de los catálogos más completos del mundo del ciclismo y con una relación calidad-precio casi imbatible.

LAS CLAVES

Diseño e ingeniería alemanes al servicio de cualquier ciclista. Y decimos “cualquier” porque es difícil que el extenso catálogo de Stevens no tenga un modelo que se adapte a sus necesidades.

Stevens ha conseguido algo muy complicado “a priori”: lanzar modelos con un alto grado de innovación en todos los segmentos pero manteniendo unos precios muy competitivos que la convierten en una de las marcas con mejor relación calidad-precio.

Si crecimiento ha sido “lento pero seguro” y poco a poco han conseguido que su logotipo se vea con mayor frecuencia por senderos y carreteras. A esto ha ayudado la obtención de varios galardones, el reconocimiento general de la prensa especializada y la apuesta decidida por la competición realizada estos últimos años. De hecho en disciplinas como el ciclocross o el triathlon tal vez sea una de las marcas más reconocidas tanto por la efectividad de sus bicis como por sus triunfos.

450x325-logo-Stevens-logo

Para mas informacion puedes ir a la web Oficial:

http://www.stevensbikes.de

HISTORIA

Stevens nace en 1990 como distribuidor pero en 1991 presenta en Eurobike sus primeros modelos de bicicletas con una apuesta clara por la innovación. De hecho, en esa primera gama ya presenta un modelo con cuadro de carbono.

La apuesta por la competición es otro de los rasgos distintivos de la marca que en 1992 apoya su primer equipo de ciclocross. Precisamente el apoyo a esta disciplina será una constante a lo largo de toda su historia consiguiendo títulos mundiales como los obtenidos por Daphny van den Brand (2003), Niels Albert, Philipp Walsleben, Hanka Kupfernagel (2009), Arnaud Jouffroy o Marianne Vos (2010). A estos éxitos en el CX hay que sumar también victorias y resultados muy importantes en Triathlon como las de Andreas Raelert (6º en los Juegos Olímpicos de Atenas) o Daniel Unger y Lisa Norden (campeones del Mundo de Triathlon en 2007).

Si la competición ha aportado mucho a Stevens también lo ha hecho una apuesta clara por la calidad y la fiabilidad que tiene mucho que ver con los procesos de montaje. En 1999 la marca se muda a unas nuevas instalaciones en Hamburgo que permitirán que en 2000 comience a ensamblar sus modelos en Alemania.

En 2006 la marca da un paso adelante en el Mountain Bike de la mano de Thomas Kamm, lanzando nuevos modelos de doble suspensión que consiguen una gran aceptación tanto por el mercado como por la prensa especializada.

Mientras tanto, Stevens sigue mejorando en el asfalto. No es ajena a las nuevas tendencias y en 2009 presenta la Volt, una bici con un diseño centrado en la eficiencia aerodinámica.

En los últimos años la marca alemana ha seguido consiguiendo reconocimientos tanto de usuarios como de prensa y sector. Además ha producido su bici 1.000.000 y actualmente es una de las marcas que más y mejor está trabajando con los sistemas de pedaleo asistido con motor eléctrico (e-Bike).